Ratón Pérez en goma eva DIY

Esta podria ser una de las tantas cosas diferentes que se pueden hacer con la goma eva, buscando la utilidad de este material en trabajos que no sean fofuchas.

Hoy os voy a enseñar como realizar un pequeño ratón Pérez de goma eva.

Hace unos meses preparé un ejercito de ratones, muy colorido, para un rastrillo solidario, y parece que gustaron, jejeje. Espero que también os gusten a vosotr@s, y os animéis a hacerlos.

Materiales que vamos a necesitar:

  • Goma eva de color gris
  • Goma eva de otro color, el que más os guste
  • Depresor. El palito de madera mejor que sea pequeño
  • Abalorio de color rojo
  • Algodón o guata para el relleno
  • Cordón de rafia, o cualquier otro tipo
  • Patrones ( encontrados en Google)
  • Rotulador negro permanente
  • Pegamento de contacto incoloro

Los patrones los podemos encontrar en Google, hay gran variedad de ideas. Cada un@ puede utilizar la que más le guste. Yo he adaptado ésta, que es mi preferida.

Pasad la silueta de cada pieza a la goma eva, y recortad. Yo he recortado el cuerpo, dos veces, las orejas y el bolsillo para poner el diente.

Una vez recortadas las piezas, me gusta texturizarlas para que se vean mejor. Lo hago con papel de aluminio arrugado, lo pongo sobre la goma eva, y le doy calor con la plancha. Es algo que me gusta. El aspecto parece similar a la piel, al cuero. Os dejo un enlace para que veáis como queda en otros trabajos.

Pegamos las orejas en una de las piezas del cuerpo, la trasera, y el bolsillo en la parte delantera. Después, pegamos el borde las dos piezas del cuerpo, dejando un pequeño hueco por el que meteremos el algodón, que lo dejará blandito. Es mejor dejar el hueco en la base del ratón, así luego, pegado en el depresor, no se ve.

Terminamos pegando el agujero para cerrar la pieza.

Antes de pegar el abalorio con los bigotes a la goma eva, pintamos los ojos y las cejas con rotulador negro permanente.

Los dos cordones del bigote pasan por el agujero del abalorio. Para que este tipo de cordón se quede así, un poco tieso, le he dado un poco de cola blanca, que al secar desaparece. Posicionamos la nariz y pegamos.

Podemos ponerle un cordón por detrás, a modo de colita 😀

Sólo nos queda pegar el ratón sobre el depresor de madera, para que nuestro ratón se quede de pie.

Es muy sencillo y queda muy mono, verdad?

Si os ha gustado, podéis dejar vuestros me gusta, vuestros comentarios y si os apetece, compartir. El Blog os necesita 🙂

Como siempre, nos vemos por las redes 😀

Hasta la próxima entrada!!

Fuente: este post proviene de El baúl de Eli, donde puedes consultar el contenido original.
2 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.